¿Por qué es bueno mantener el Humor?

Muchos especialistas, psiquiatras, psicólogos, y médicos en general como el doctor Pedro Luis Cobiella, señalan que las relaciones, de cualquier tipo, siempre encontrarán un gran beneficio si están acompañadas del humor, ya que este funciona como una herramienta eficaz cuando se desea establecer un vínculo y con este superar cualquier tipo de incomodidad o vergüenza. 

Cuando ya existe una relación que se ha establecido, el humor es capaz de mantener la emoción y de esta manera ayudar a solventar los diferentes conflictos que pudieron surgir en el pasado, desacuerdos y pequeños detalles que se pudieron ir acumulando con el transcurso del tiempo.

Cuando es posible compartir el placer del humor, se llega a desarrollar una sensación de intimidad y de conexión entre las personas, dichas cualidades son las encargadas de definir aquellas relaciones que llegan a ser exitosas. Cuando nos reímos se desarrolla un vínculo positivo, y en dicha unión, el humor funciona como un amortiguador.

Funciones del humor

Según Avner Ziv, las funciones primordiales del humor, tanto personales como sociales han de ser las siguientes:

Válvula de escape para tabúes sociales: El humor llega a proporcionar una válvula de escape cuando se trata de expresar el pensamiento tabú, sobre todo si se trata de esos temas que guardan relación con el sexo y la violencia. Estas son necesidades y tendencias que resultan naturales y que deben ser socialmente reguladas, aunque si se produce una supresión total, esta ha de ser poco realista.

De manera que el humor funciona como una forma de liberación controlada de impulsos que funcionan como una amenaza potencial para la sociedad civilizada.

Crítica social: según David L. Paletz, la sátira se presenta como una forma de humor donde las instituciones, individuos sociales y políticos se ridiculizan y humanizan. El humor funciona como un medio de liberación de la tensión que se ocupa de apoyar el status quo o bien, conduce a un cambio dentro del sistema.

La agresión viene dada por la frustración, por lo que no ha de sorprender que las personas que se ocupan de frustrar nuestros objetivos y placeres sean los principales objetivos del humor, aquí es posible mencionar a los jueces, policías, funcionarios de gobierno, padres, maestros o cualquier persona con autoridad.

Consolidación de la pertenencia a un grupo: cuando reímos a causa de los chistes de otros, se logran afirmar los valores o prejuicios comunes, pero además se comparten las actitudes o se llegan a validar sus hostilidades. Reconocer que otras personas piensan de la misma manera que nosotros y que además comparten nuestros problemas y experiencias pasa a ser una importante fuente de placer humorístico.

Defensa contra el miedo y la ansiedad: al reírnos de esas cosas que nos asustan, llegamos a sentir que se mantienen bajo control por lo que resultan menos amenazantes. De manera que, el humor negro o los chistes relacionados con desastres llegan a funcionar como un mecanismo de defensa para nuestra salud. 

Juego intelectual: una de las tendencias del humor es que suele ser intelectual, brindando la libertad momentánea de la tiranía del pensamiento lógico. Mediante el humor se puede escapar de los límites de la realidad y de esta forma disfrutar de nuestra capacidad de originalidad y creatividad. Es así, como cualquier análisis hace caso omiso de esta función más avanzada y humana del humor, pero la misma se encuentra destinada a ser un tanto limitada.