Me rio, o no me rio…he allí el dilema

Hablar del humor es un tema que siempre se ha mantenido vigente y que además es más amplio de lo que se suele pensar y ello se debe a que se relaciona estrechamente con las raíces antropológicas del ser humano y con todas las manifestaciones que le son inherentes a expresiones artísticas como la literatura, el cine, el humor gráfico, chistes de corte popular,  en lo sorprendente que puede se la magia, entre otras. 

Pero el humor por el simple hecho de reír no existe, ni siquiera con un amarre de amor, pues se trata de un acto cultural e histórico ya que en él se desarrollan patrones en cómo y por qué las personas se ríen, en los que se involucran sus manifestaciones propias tanto culturales como históricos de cada generación. 

Pero en medio de todo, resulta importante conocer en qué consiste el humor. Según diversos autores solo se trata de una posición ante la vida siendo contrario a la melancolía, sin evitar el pensamiento y además no necesariamente este estado te lleva a la risa o la sonrisa. 

Función del humor 

Este solo muestra que las cosas pueden ser vista de otra manera distinta a lo acostumbrado, donde lo humorístico solo depende del pensamiento que cada uno ha desarrollado  y los mecanismos intelectuales de cómo activarlos. De esta manera, se pueden agrupar diversas maneras de enfocar lo cómico en: 

  • Humor benigno: Este se origina tras la intención de solo divertirse ya que proporciona  una sensación placentera con lo cual no se supone una amenaza.
  • La tragicomedia: Este es un humor que se enfoca en el consuelo ya que hace aparecer la risa por medio de la tristeza, por lo que consigue que el sufrimiento sea más llevadero.
  • El ingenio: Se trata de un humor procedente de la actividad lúdica cuyo origen es la inteligencia. En él se emplea la paradoja o la ironía con las que se relacionan diversos aspectos de la realidad que suponemos no cuentan con una aparente conexión, pero que al juntarse harán surgir la chispa cómica.
  • La sátira: Dicho fenómeno humorístico se utiliza como una estrategia para  atacar a ciertos individuos, instituciones, grupos sociales, entre otros. Y su finalidad recae en afectar de manera agresiva.
  • La locura: Este tipo de humor incluye al humor absurdo, ese que se aleja de las leyes naturales y por ende solo atiende a sus caprichos; es ese humor de los sueños, cuya realidad pasa de puntillas. 

Impacto del humor en la salud

Un sinnúmero de investigaciones a lo largo de la historia han demostrado el efecto que tiene el humor en la salud de las personas, incluso llegando a demostrar que ciertos trastornos físicos podrían encontrar su origen en el comportamiento y desarrollo de la esfera mental. Estas son conocidas como enfermedades somáticas entre las que se incluyen la hipertensión arterial, las migrañas, alopecia, enfermedades cutáneas, úlceras del estómago, reumatismos, diarreas, anorexia o bulimia, entre muchos otros padecimientos. Así que lo mejor es reír!