Mantener al cliente con buen humor garantiza las compras

Los avances que estamos viviendo en el ámbito de la tecnología, les han permitido a los clientes que de una manera constante se mantengan informados, ya que son exactamente ellos los que se encargan de buscar y comparar detalles como precios, variedad y calidad. En lo que respecta a este último, quizás se presenta como uno de los aspectos más relevantes de una compra, ya que si el cliente se encuentra atendido y bajo un excelente humor, ello marcará una notable diferencia. Sin embargo, un sinnúmero de empresas en la actualidad aún no se han percatado de tal situación, por lo que continúan empleando antiguas metodologías que no los conducen a la innovación, lo que, a la larga solo se traduce como un cierre inminente de las mismas debido a que no se encaminaron en simultáneo con la evolución del mercado y del nuevo cliente. 

En este aspecto, el Marketing Sensorial se ha convertido en un proceso llevado a ganar la atención y la confianza del cliente por medio de la estimulación de sus 5 sentidos, con el objetivo de generar emociones en el consumidor con las que suponen distintas reacciones afectivas y cambio de su humo, y con ello de la disposición hacia el comercio, lo que en consecuencia estimula las ventas por impulso. En nuestros días se aprovecha el marketing sensorial como una de las maneras más inteligentes que se emplean para desencadenar emociones y sobretodo para mantener el compromiso de los clientes hacia determinado establecimiento. Un ejemplo relevante de tal actividad es la desarrollada en las oficinas Store de CaixaBank donde se enfocan en brindar respuesta a los comportamientos y las necesidades de su amplia cartera de clientes actuales, y todo con el fin de aproximarse al mundo del comercio retail, por medio de una mejor experiencia del cliente dentro de sus instalaciones. 

Juan Antonio Alcaraz, presidente de la entidad, ha explicado que todos estos cambios y ajuste en la estética de la oficina ha sido completamente distinta a lo que ya se conoce con miras a la modificación de la relación con los clientes y del mismo modo, impulsar un nuevo modelo basado en la innovación, la transparencia y la cercanía con el cliente. Además, Alcaraz  ha explicado que el objetivo de este modelo «es que el cliente sienta que está en el centro de todo: cuenta con un gestor de referencia con el que puede concertar una cita cuando lo desee, dispone de un horario más amplio, de más espacio y de más servicios tecnológicos».

De este modo, el marketing sensorial, es una estrategia que cuenta con la posibilidad de ser aplicado en todas las especialidades del retail, es decir, en ventas desde ropa, hasta  tecnología, haciendo que este sea accesible y lo bastante sencillo de utilizar. Siendo específicamente enfocado hacia la importancia de la experiencia del cliente, el marketing sensorial se presenta como un método con un gran poder con el que se busca hacer que las interacciones con los clientes se conviertan en una experiencia más significativa y mas atractiva.