Importancia del Humor

El humor es definido como un sentimiento que nace producto de la valoración que una persona puede hacer sobre un error cometido pero el cual no trae consecuencias negativas, generando seguidamente una actitud positiva y risas. Otras definiciones indican que el humor está representado por las experiencias, representaciones, sensaciones  y formas como se entiende la realidad pero de forma alegre y divertida y que puede estar presente en todos los seres humanos indistintamente de su cultura, nivel socioeconómico o geográfico.

Así como la bioneuroemoción busca lograr en el individuo un mayor bienestar emocional, por medio del humor también se pueden lograr estados de ánimo placenteros que inciden de forma positiva en la salud de las personas. Es por ello, que existen una serie de desencadenantes del humor, siendo los más conocidos: Situaciones cómicas, los chistes, las cosquillas, siendo el excitador más potentes de todos, la comedia y el óxido nitroso, conocido también como gas de la risa.

¿Qué determina el nivel e intensidad el humor?

Existen determinados elementos que inciden en el nivel y la intensidad del humor que puede producirse en una persona, entre estos se encuentran: 

Los factores sociales: Facilitan la aparición del humor. De acuerdo a diferentes estudios en la materia, se ha demostrado que el estar al lado de otra persona que tenga un buen humor, será suficiente para que aparezca esta sensación.

Las normas sociales: De acuerdo al contexto facilitan o inhiben la aparición del humor. Estas se adquieren en los procesos de socialización y son las que indican  el cuándo, el dónde y el cómo se puede expresar el humor. 

Factores del organismo: Contar con un buen estado de salud permite que nuestro organismo se active de manera positiva, por lo tanto se facilita de mejor manera las expresiones del humor. Por el contrario, el estar agotado, cansado o incluso enfermo inciden de manera negativa bloqueando la aparición del humor.

Alcohol y las drogas psicoactivas: Pueden cumplir la función de activador o inhibidor del humor. En estudios realizados sobre el tema, han demostrado cómo a través del consumo de cantidades pequeñas de cannabis o LSD propician que se desarrollen en las personas conductas eufóricas y risas. Respecto al alcohol, no está claro cúal es su efecto sobre el estado del humor en los individuos. Existe evidencia importante que demuestran que a través de su consumo se incrementa la risa de las personas que lo han consumido. 

Efectos físicos

El humor, en su forma más extrema generan cambios en en la respuesta periférica del organismo siendo las más evidentes la reducción del patrón de la respiración de las personas (fuera de lo que se considera normal) y la emisión de sonidos particulares.

Las características típicas de una persona que está de buen humor son las siguientes: Su sonrisa, reducción de la abertura palpebral, la elevación de las mejillas, desplazamiento hacia atrás y hacia arriba de la comisura de los labios, separación de los labios, alargamiento de la comisura de los labios y caída del mentón. Respecto al resto de las partes del cuerpo, la característica más evidente y llamativa es la pérdida del tono muscular.

Consecuencias del humor

Estudios han revelado que el impacto más beneficioso e importante de estar de buen humor de manera frecuentemente,  es el descenso y frecuencia de los niveles de estrés, lo que incide de forma positiva en el estado de estado de salud y en un índice menor de enfermedades cardiovasculares.