El humor para la vida de alguien

Hay muchas actividades que realizamos día a día, pero que por ser cotidianas la tomamos como normales, o simplemente no nos percatamos de ello, con el humor sucede tal situación. Para quienes la vida se encuentra cargada de positivismo, el humor, y del bueno, es parte de ella, de esta manera no existe una separación entre las actividades diarias y el momento de risas, pues están incorporados el uno con el otro. 

Emociones como la risa, no deben encontrarse deslastradas de nuestras actividades diarias, así como de igual manera siempre tenemos presente la tristeza, la felicidad como cuando se recibe un regalo de la marca tous, o quizás cuando nuestros hijos marcan un gol para su equipo, y la justificación es sencilla: debe ser así por el simple hecho de que se mantiene en equilibrio nuestro bienestar mental y físico, según lo acota la Psicología positiva. 

La risa y el buen humor funcionan de excelente manera para el fortalecimiento del espíritu, ayudando a reducir el estrés, induciendo el bienestar, colaborando con la prevención de la depresión, posibilitando una mejor tolerancia al dolor, reforzando el sistema inmunológico sin mencionar que activa el sistema cardiovascular, por lo que las personas suelen ser más comunicativas, además de ordenadas, con lo que proyectan una mejor armonía social.

De esta manera, el ser humano cuenta con sus propios mecanismos con los que puede restaurar sus propios desequilibrios internos y en ello la risa resulta una medicina infalible, y simplemente porque reír es divertido. Pero contar con humor no se refiere necesariamente a reír, por lo que definir el humor ha resultado una búsqueda un tanto complicada ya que usualmente se limita a tenerlo o no tenerlo. 

¿Qué es lo que sustenta al humor?

Según las investigaciones y estudios llevadas a cabo en el transcurso de la historia, el humo se encuentra descrito como una de las mayores fortalezas con las que cuentan las personas y ello es debido a que por medio de él se pueden experimentar diversas reacciones, o bien alentarlas por medio de una reacción específica que puede ser o no, favorable para alcanzar un óptimo estado de ánimo. De esta manera, la risa es considerada como tal una emoción positiva, o al menos así se refleja esta refleja una emoción positiva externamente o a través de lo que se conoce como hilaridad. 

Luego de una risa profunda surge el goce, que según los estudios suele poseer la misma intensidad que un orgasmo sexual ello sin mencionar otra serie de reacciones que conducen al placer del organismo, de esta manera se activa el sistema de recompensas mesolímbico dopaminérgico, que es asociado con diversos placeres hedónicos. 

Hurgando en más investigaciones, encontramos que el humor ha sido empleado desde décadas anteriores como en los 70, por diversas ramas de la medicina así como en la educación, la enfermería, psicología, biología, sociología, antropología, sociología; además también en los estudios de la historia, en las ciencias de la computación, para la lingüística, literatura, matemática, en los estudios de cinematografía, y también para la filosofía.